Para ser libres

A fin de ser libres hay que desembarazar vuestros sentimientos de la energía que ha sido cargada de dureza y del deseo de dominar la Vida de los demás. No tratéis de dictar a los demás lo que deben hacer o de guiarles, porque esto provocará perturbación en vuestros sentimientos.

¡Tanto me gustaría haceros ver que la Vida es automáticamente equilibrada! Cuando la Luz se expande libremente, el gozo reina naturalmente y todo está en perfecto equilibrio. Cuando «decretáis», mis preciados Hijos, vuestra vida fluye cualificada de Luz y difundís esta Luz para disolver toda la discordia y para reemplazar la injusticia del mundo exterior.

Persistid en vuestras Llamadas, continuad tocando y cantando vuestra Música YO SOY- sed buenos e indulgentes y si la discordia exterior viene a importunaros, apartad vuestra atención y entrad en la Radiación de Luz del Corazón de vuestra Presencia y decidLE: «¡Cierra tras mí Tus Puertas de Luz; déjame penetrar hasta el Tesoro de mi propio Ser, porque las sombras no pueden allí penetrar!»

A todos los que piden la entrad de la «Gruta de Luz», en las Indias, la  Voz del Guardián del Umbral dice de manera perentoria: «Los que entran aquí deben abandonar sus envolturas físicas». Pensad en esto cuando hagáis Llamadas a vuestra Poderosa Presencia YO SOY  porque hay que abandonar todo concepto físico, toda la mente inferior, si queréis  rendir Justicia Divina a toda Vida; entonces emplearéis toda vuestra energía para bendecir y difundir la Belleza el Poder de la Luz. Vuestra Presencia puede entonces inmediatamente volver a tomar es energía en Su Corazón o en la Octava de los Maestros Ascendidos.

Mis preciados Hijos:¡No permitáis ya más a las sombras que abusen de vosotros; no toleréis ya más las sombras en vuestros cuerpos de deseos, en vuestros sentimientos; no permitáis que las sombras impidan a vuestra Presencia YO SOY daros el uso de los Poderes que Le pertenecen, a fin de liberar vuestra Nación y de elevar a vuestro prójimo en la gloria de la Libertad!

Amada Diosa de la Justicia

 

Esta entrada fue publicada en Nos hablan quiénes nos asisten más intensamente mes a mes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.