CURACION…

DOMINIO SOBRE EL CUERPO

Si tan sólo nos  dieramos  cuenta de ello, podriamos hablarle a los órganos o partes del cuerpo físico de la misma manera que le hablaría a un niño cuya obediencia desea. Se puede decir, «¡Mira, asume inmediatamente una actividad perfecta y normal, y haz que se mantenga!» Durante el tiempo que la vida permanece dentro del cuerpo, hay innumerables pequeños trabajadores cuyo deber consiste en reconstruir la estructura atómica de la forma y mantenerla en orden perfecto. Una vez más, a dicha parte de la actividad vital se le puede decir: «Procura que mi cuerpo sea flexible y perfecto de forma, así como también bello; que mi cabello, ojos y toda parte de mí brille con La Luz de la Actividad Interna.»

El hecho y Verdad Eterna es que la conciencia es la dueña y señora absoluta de todas las actividades del cuerpo, y las puede moldear en forma y acción perfectas. La única razón de que aquellos que saben esto no logren sus manifestaciones es que no perseveran en el trabajo. Si un niño desobediente se estuviera dando a la tarea de destruir algo bello y valioso en el hogar de ustedes, de seguro que le pondrían coto a eso. Ha llegado el momento de que ustedes realicen un trabajo permanente en sus cuerpos.

filaestrellas

TRABAJADORES ELECTRÓNICOS

El trabajo de reparar y perfeccionar el cuerpo se hace a través del electrón. Díganle a los trabajadores inteligentes en todo su cuerpo:

«Pónganse a trabajar y estén pendientes de que toda partícula de esta estructura sea reemplazada con la Perfección de Dios» Hagan esto especialmente por la noche antes de acostarse. Dense cuenta de que están poniendo a trabajar a seres inteligentes que les obedecerán. Hay que impresionar sobre los trabajadores la conciencia de que la Perfección es permanente. El electrón es un foco de energía perfecta del cual los trabajadores extraen su Perfección. En vez de saber que todo lo que colocamos dentro del cuerpo es la Sustancia Pura de Dios, la mayoría de nosotros tiene la idea de que alguna Sustancia de Dios puede ser dañina. Esta idea de que alguna Sustancia de Dios sea naturalmente dañina e inarmoniosa para el hombre es un total disparate.

barra-rincon1

A LOS QUE COMEN CARNE

La razón de que la comida cárnica no tenga lugar en el cuerpo humano es que hay cierta cualidad animal en la estructura natural de la carne y ésta, automáticamente, actúa desde su propio ambiente entrenado de actividad.

Pregunta. “¿Qué causa este cambio en e1 deseo por la comida?” Saint Germain: Dicho cambio se produce mediante la elevación de la conciencia, y esto acelera la actividad de los trabajadores atómicos.

Muy importante: El campo de fuerza que rodea al electrón es, naturalmente, la Perfección. El campo de fuerza entre los átomos positivos y negativos puede ser cargado de tal manera como la fuerza del electrón, que puede mantener una constante actividad constructiva. Esto se hace mediante la actividad consciente del pensamiento a través de la Visión. La incumbencia de la actividad consciente y el uso correcto de su poder es el de calificar este campo de fuerza entre los átomos con la perfección del electrón. La naturaleza de los pequeños trabajadores es la de mantener la Perfección. Una buena afirmación es:

«Velen porque esto sea renovado y mantenido en su actividad perfecta.»

Recuerden siempre: La mente humana se revertirá a la imperfección a menos que se mantenga un agarre de acero sobre ella hasta que se realice la unión completa con la Llama Dorada. ¡A suman su postura correcta! Sepan que ustedes tienen dentro de sí la Magna “Presencia” Maestra, y díganle que esté pendiente de que ustedes permanezcan sostenidos en la actividad constante de Perfección. Ustedes conscientemente tienen que darle calidad y permanencia a la calidad de la estructura atómica, si es que se habrá de mantener la Perfección sin interrupción. Ordenen a menudo: «¡Les estoy hablando a ustedes, los trabajadores conscientes del proceso constructivo! ¡Estén pendientes de que la Perfección sea creada y mantenida en toda función de todos mis cuerpos!»

angeles

EN CUANTO A LOS GÉRMENES

No existe germen de enfermedad alguna, salvo el que la mente consciente crea. A esta actividad la profesión médica la llama “gérmenes”.

Fagocitos: Estos pequeños trabajadores son constructivos por naturaleza, y son colocados en el cuerpo para mantener la Perfección; pero la discordia en el pensamiento y sentimiento —de permitírseles que se expresen en la conciencia del individuo— los obliga a realizar otra actividad distinta a su trabajo natural.

Para sanar más rápidamente: Cuando visualicen la Luz Dorada en acción, califíquenla con Inteligencia Infinita, y ordénenle a estos pequeños trabajadores que creen y mantengan la Perfección en la mente y en el cuerpo. Esto añade un valioso elemento a la Actividad Sanadora, que es la acción natural de esta Luz Dorada. En la Luz está contenida una Actividad Inteligente. Cuando Ésta es dirigida mediante el Comando Consciente, pone en movimiento el tremendo Poder del Cristo. Logren la plena realización de este hecho en todo momento, de manera que puedan saber que esta conciencia siempre actúa de acuerdo a lo que ustedes reclamen. En vez de permitir que estos pequeños trabajadores en el cuerpo acepten sugestiones destructivas, utilicen el Comando Consciente que todos ustedes tienen para mantenerlos en su propia actividad natural perfecta. Cuando les toque sostener la visión de la Sanación, asegúrense de calificarla de esta manera mediante el Comando Consciente.

Esta entrada fue publicada en Uniéndonos como verdaderos hermanos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.