COSECHA HUMANA, 30 de Noviembre 2010

Dice el Amado Saint Germain:

Me gustaría que visualizaran una hermosa cornucopia dorada.

Este es el Símbolo usado en la Época de la Cosecha, y este tiene un gran ímpetu. Un magnificente Serafín esta sosteniendo esta cornucopia, y gira lentamente, la cornucopia da vuelta con un espiral de Ángeles en servicio. Cada Ángel trae una flor a cada uno de ustedes y esta es Mi Bendición en Acción de Gracias para ustedes. Este pequeño, diminuto elemental ha sido preparado para este momento específico para traer un regalo a ustedes, a un ser de la humanidad presentando su Cosecha. Saben, ustedes son cada uno como una flor, con pétalos siempre abriéndose a medida que absorben más información y más instrucción, y por lo tanto más entendimiento de la Luz, aceptando CONSEJO en cuanto a la LUZ, la Luz de Dios que fluye a través de ustedes todo el tiempo. Sé, sin duda, que la Cosecha que están presentando al Señor del Mundo, Gautama, será rica de veras. La gente en el mundo externo visualiza una cosecha de trigo o maíz, o cualquier tipo de grano, fruta o vegetal, un regalo que ellos tienen desde el Reino de la Naturaleza. Pero les digo, existe otra cosecha, la cosecha correcta dentro de sus propios seres, mostrándonos lo que han logrado durante los últimos doce meses. Ustedes han elevado la acción vibratoria de sus vehículos y esta continuará elevándose mas y más alto, a medida que sirvan a su prójimo y a toda vida sobre este Planeta. Porque en el servicio yace la salvación. Solo vivimos para servir en los Reinos Ascendidos, y sé que en este momento en su propia evolución ustedes servirán. El Servicio es una bella forma de vida y esto les trae de vuelta la Gratitud del Dios Padre-Madre por la Cosecha de las riquezas de las Virtudes Divinas, de las Cualidades Divinas que Ellos han conferido sobre esta Tierra y que ustedes han cosechado.
Estoy feliz de ver su cosecha, hay abundancia en ella y Estoy muy agradecido de saber cuan fieles han sido. Pueden haber tropezado a veces, pero ustedes ahora han venido al Hogar. Sientan la Bendición de su propio Santo Ser Crístico envolviéndoles con Su Amor y bendiciendo su Cosecha de Bien. El Sagrado Triunvirato en Shamballa les envuelve con Su Amor y la Paloma Cósmica del Espíritu Santo les irradia para que puedan ir adelante sobre su Sendero en Paz.

Esta entrada fue publicada en Principal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.