Un Mensaje del Espíritu Santo Cósmico

CARTA REGALO ESPECIAL
El Boletín, junio de 1973
Mis queridos hijos:
¡Me gustaría hablar hoy sobre el tema de Radiación.
Este es un largo curso de estudio detallado, pero he escogido
algo pertinente, hechos simples que creo les asistirán en su
viaje hacia delante en la Luz!
Para entender el poder de Radiación uno debe entrar a
la Actividad de la Cuarta Dimensión donde los rayos invisibles
pero poderosos están vibrando constantemente desde
su manifestación de la Vida Divina. ¡Ustedes ahora están
suficientemente desarrollados como para entender que a esa
Dimensión se entra a través de la puerta de su conciencia
que conduce al Corazón de su propia Presencia Divina, o al
Santo Ser Crístico morando dentro de su vestidura física!
¿Elemental? – Ah, cuántos pueden decir que es la única
Presencia actuando a través de ustedes?
Todos ustedes permiten actuar al Hombre Dorado –
espasmódicamente – pero ha llegado la hora en que Este
debería ser la UNICA Presencia actuando en su mundo. No
he venido a castigar, he venido a darles asistencia porque
todos están tratando de ser el Cristo que está listo para
hacer estallar los lazos de lo humano.
Vamos ahora a tomar unos pocos puntos que les asistirán
hacia ese Estado si se estudia y acepta:
No hay tal cosa como un objeto inanimado; no existe
un lugar en este Universo donde no haya movimiento, ni
vibración o inercia. Cada electrón que forma cada átomo,
visible e invisible, está pulsando constantemente con el
Latido del Dios Padre-Madre. RADIACION ES LA ACCION
VIBRATORIA DE ESOS ELECTRONES.
Todos ustedes saben que la radiación del hombre está
sujeta a su libre albedrío. La radiación maléfica de la Energía

CARTA REGALO ESPECIAL

El Boletín, junio de 1973
Mis queridos hijos:
¡Me gustaría hablar hoy sobre el tema de Radiación.
Este es un largo curso de estudio detallado, pero he escogido
algo pertinente, hechos simples que creo les asistirán en su
viaje hacia delante en la Luz!
Para entender el poder de Radiación uno debe entrar a
la Actividad de la Cuarta Dimensión donde los rayos invisibles
pero poderosos están vibrando constantemente desde
su manifestación de la Vida Divina. ¡Ustedes ahora están
suficientemente desarrollados como para entender que a esa
Dimensión se entra a través de la puerta de su conciencia
que conduce al Corazón de su propia Presencia Divina, o al
Santo Ser Crístico morando dentro de su vestidura física!
¿Elemental? – Ah, cuántos pueden decir que es la única
Presencia actuando a través de ustedes?
Todos ustedes permiten actuar al Hombre Dorado –
espasmódicamente – pero ha llegado la hora en que Este
debería ser la UNICA Presencia actuando en su mundo. No
he venido a castigar, he venido a darles asistencia porque
todos están tratando de ser el Cristo que está listo para
hacer estallar los lazos de lo humano.
Vamos ahora a tomar unos pocos puntos que les asistirán
hacia ese Estado si se estudia y acepta:
No hay tal cosa como un objeto inanimado; no existe
un lugar en este Universo donde no haya movimiento, ni
vibración o inercia. Cada electrón que forma cada átomo,
visible e invisible, está pulsando constantemente con el
Latido del Dios Padre-Madre. RADIACION ES LA ACCION
VIBRATORIA DE ESOS ELECTRONES.
Todos ustedes saben que la radiación del hombre está
sujeta a su libre albedrío. La radiación maléfica de la Energía Divina liberada a través de la humanidad afecta a cada ser
no ascendido además a los reinos enteros de las plantas y
vida animal.
El hombre debe dejar que salga la energía de sus cuerpos
para realizar su servicio cósmico al menos con tanta seguridad
como el pájaro cantando o la flor abriéndose. Ahora bien,
un hombre o mujer puede cambiar la radiación de una raza
entera mediante las llamadas silentes a la energía dentro de
las corrientes de vida hasta que el flujo desde ese individuo
entre al Orden Divino.
EL HOMBRE ES UN CENTRO RADIANTE. Cada individuo
perteneciente a la raza humana afecta a la humanidad en
masa con el aliento que sale desde ellos – nadie vive para
sí mismo, sino que la radiación como las cuentas sobre una
cuerda, fluye a través de la humanidad entera dentro de tres
segundos. La televisión y la radio han probado la transcendencia
del tiempo y espacio.
Los pensamientos y sentimientos del hombre están
siendo radiodifundidos a través del Universo por un circuito
invisible y estos pensamientos y sentimientos afectan las
vidas de todas las personas sobre el planeta además de los
reinos de la naturaleza y animal. Por lo tanto, el hombre
debería tratar de amar más de acuerdo con los principios
expresados tan hermosamente por el Maestro Jesús.
Mantengan delante de su conciencia que:
– RADIACION ES LA ACCION VIBRATORIA DE LOS
ELECTRONES.
– LA RADIACION DE UN INDIVIDUO FLUYE A TRAVES
DE LA HUMANIDAD DENTRO DE TRES SEGUNDOS.
– LA TAREA DEL CHELA ES APRENDER EL PODER DE
SU PROPIA VIDA.
– EL CHELA DEBE TENER UNA IDEA CLARA, NO VAGA,
DE LO QUE ES CONCIENCIA.
– EL INDIVIDUO IMPREGNA SU MEDIO AMBIENTE
CON SUS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS EN UN AREA
DESDE 1000 PIES (304,80 METROS) ES DECIR 10 MILLAS
CUADRADAS (25,89 KILOMETROS CUADRADOS)
– CADA CORRIENTE DE VIDA SOBRE ESTE PLANETA
PUEDE SER CONSIDERADA COMO UNA CUERDA DE UN ARPA
COSMICA. TAL ARPA TIENE 10.000 MILLONES DE CUERDAS.
– UN CHELA CON UNA RADIACION DE PAZ Y ARMONIA
PUEDE AFECTAR A LA RAZA HUMANA ENTERA PARA BIEN
Y LOS GRANDES SERES PUEDEN USAR A TAL SER COMO
UN CONDUCTOR DE SUS CUALIDADES DIVINAS Y DAR DE
COMER, POR ASI DECIR, A LOS CUERPOS INTERNOS DE
TODAS LAS PERSONAS.
El momento está a la mano en que el chela debería
estar permanentemente equilibrado y en paz, por la misma
razón de que el Doctor médico no permite a una madre nutrir
a su niño si ella está sujeta a ataques de ira, depresión
o aflicción porque la leche envenenaría al infante.
¡Les advierto a cada uno de ustedes, queridos chelas,
liberar la energía fluyendo a través de ustedes, de una manera
armoniosa y no para “envenenar” a las evoluciones de
este querido planeta!

En el Espíritu de la Gracia,
“YO SOY” AEolus,
El Espíritu Santo Cósmico

Esta entrada fue publicada en Principal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.