Reverencia a la vida

El Amado Saint Germain dijo hace muchos años que la
actividad natural de la Vida es Belleza, Opulencia, Felicidad
y Perfección sin límites, y tan pronto como el ser personal
pueda desconectarse en conciencia de la idea de que la Vida
puede ser tomada a la ligera o negligentemente, entonces
tal ser llega al umbral de una nueva experiencia. El ya no
es la figura dominante sino el ‘testigo silente’ ante los flujos
constantes de las cualidades, manifestaciones, y la belleza
que la Vida llevará a través de él y hacia el Universo más allá.
Cuando los individuos llegan a un lugar donde ellos ya
no toman la vida en un momento de descuido y la fuerzan a
una expresión infeliz, a ellos entonces se les confía un mayor
flujo de fuerza electrónica desde su propia Presencia “YO
SOY”,- los Seres Cósmicos, la Hueste Angélica y Maestros
Ascendidos.
Energizar una corriente de vida indisciplinada más allá
de cierto punto sería meramente enviar más del Espíritu de
Dios a la custodia de una autoridad humana que transformaría
esta Esencia pura en imperfección. A fin de liberar los mayores
poderes que yacen dentro de su propios Cuerpos Causales, y
a fin de formar una conexión consciente constante con los
Miembros de la Jerarquía Espiritual, – es necesario hacer la
llamada constante por la purificación del ser personal – al
punto donde la mala-calificación de la energía nunca pueda
tomar lugar de nuevo.

Aquellas corrientes de vida quienes han logrado ese
sentido de humildad, sumisión amable ante la Voluntad
Divina son raros de veras, – pero ellos se convierten en los
puestos de avanzada de los Poderes Cósmicos del cual el
mundo externo no tiene concepto.
Existen millones de Maestros Ascendidos Quienes
nunca han llegado a la atención del mundo externo, – y
quienes no tienen todavía un vínculo consciente con seres
no ascendidos. Aquellos quienes escogieran ofrecer sus
corrientes de vida a estos Seres Perfeccionados prestarían
tremendo servicio. Para hacerlo así, alguien debería invocar
a su propio Santo Ser Crístico para igualar y atemperar sus
cuatro vehículos inferiores para que aún bajo la más grande
provocación ellos permitieran a estos Seres Cósmicos dar
tanta energía como Ellos escojan para enriquecer la Esfera
de la Tierra. No se necesita saber el Nombre de ninguno
de estos Seres, sino impersonalmente permitirles liberar
Su Amor, Luz y Regalos para la humanidad evolucionando
sobre este plano.
Es imperativo – que la corriente de vida escogiendo
comprometerse también en esta asistencia para la Tierra
y Sus evoluciones sea disciplinada al punto donde sus
vehículos inferiores estuvieran controlados, para que, – si
un Ser Cósmico escogiera una corriente de vida como un
centro irradiando de Su energía, y una apariencia humana
o sorpresa repentina de cualquier tipo permitiera al ser no
ascendido recalificar toneladas de esa energía en un instante,
resultaría daño indecible. Mientras que si no hubiera sido
liberada por el Maestro, la corriente de vida en cuestión no
tendría tanto para calificar de su propia asignación natural.
Constantemente estamos buscando corrientes de vida
desinteresadas quienes amen la Armonía – y quienes estén
dispuestos a sacrificar la defensa de la personalidad por el
mantenimiento de un conjunto de vehículos armoniosos
a través de los cuales Nuestro flujo pueda continuar
expandiéndose para la bendición de toda Vida.
El Amado LaMoray

Esta entrada fue publicada en Nos hablan quiénes nos asisten más intensamente mes a mes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.