Madurez espiritual

El Puente, abril 1974
(Extractos)

...A los individuos quienes han llegado a un lugar de madurez
espiritual y quienes desean servir con el Padre Quien
los ha creado y sostenido a través de las centurias se les dá
oportunidades sin límites para ‘servir al propósito a través
de aquello que los hizo hombres’. Tales oportunidades, bajo
la nueva Dispensación, entran a la experiencia de la vida
ordinaria de la vida diaria. Estas oportunidades siguen el
patrón de las iniciaciones creadas que son provistas para el
neófito… Debido a que el ‘glamour’ del Retiro no es patente
en la vida diaria, muchos individuos de méritos quienes
han solicitado las disciplinas, purificaciones y asistencia
de la Hermandad de la Ascensión, no están conscientes que
las mismas experiencias de la vida están siendo provistas
conscientemente por esta Hermandad y que el ascenso está
tomando lugar de acuerdo a la maestría y control de estas
condiciones las cuales muy a menudo dejan de interesar al
ser externo.
La presencia del cuerpo físico en un cierto lugar no es
necesaria para la aceptación del individuo en el rol de aspirante
a la maestría. El motivo en el corazón del aspirante
determina esa aceptación. Muchos son los candidatos para
la Ascensión quienes viven vidas mundanas en el mundo de
la forma pero aquellos cuyas almas están siendo purificadas,
fortalecidas, probadas y examinadas por la Mística Hermandad 

exactamente donde están. La admonición constante de esta
Hermandad para sus chelas es “TRATAR”. Es del motivo
dentro del corazón que moran los Maestros de Sabiduría…

Esta entrada fue publicada en Principal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.