Ejercicio para el corazón dorado

Respiremos…, aflojemos… dejo que el sonido me atraviese… Nos vamos elevando más y más… Vamos a centrar la atención en el corazón, demandando a los seres de luz,demandando a la Madre  Kwan Yin que descargue y descargue luz dorada, al centro corazón de este grupo. La luz dorada va cargando y cargando el corazón, luz prístina dorada, el corazón desborda de esa luz dorada. Vamos a sentir, imaginar, pensar, que el corazón, todo el sistema sanguíneo se transforma en dorado, sentimos  ese corazón dorado pulsando,nuestra sangre es dorada, los pulmones son  dorados, sistema nervioso dorado, abdomen dorado. Todo el sistema de chackras pulsando, radiando, girando, emitiendo destellos de luz dorada… respiramos…

Tenemos todos nuestros chackras de luz, los auras  girando en dorado, irradiando dorado; pulsando con la música, en dorado. Imaginamos nuestros chackras en dorado, y desde nuestro corazón se abre más y más, se expande más y más, excede a  corazón físico y se abre al corazón etérico en  fibras de luz dorada, se expande, se agranda, excede mi cuerpo en  fibras de luz dorada que excede hacia arriba, a mi cabeza, hacia abajo, a mis pies.

Desde dentro de este corazón dorado, me voy agrandando y agrandando. Es una gran luz dorada hacia arriba, hacia los lados, hacia abajo, en fibras de luz dorada. Me voy extendiendo hacia la derecha y hacia la izquierda, arriba y abajo, hasta perderme en una gran luz dorada, en donde ya no tengo límites; soy sólo una luz pulsante, dorada. Una gran bola de luz dorada, unida a otras bolas de luz dorada. Esta gran luz dorada está iluminando, iluminando todo Buenos Aires, vemos Buenos Aires dorado, sus calles doradas. San Justo dorado, sus calles doradas. Es San justo y más allá dorado. La Capital dorada, sus calles doradas, personas doradas, seres dorados, elementales dorados, partículas doradas, hermanos menores dorados.

La luz dorada del corazón se expande y se expande en este gran corazón dorado, en cada calle dorada, uniéndonos con ángeles dorados, fundiéndonos con ángeles dorados. Iluminando, iluminando Buenos Aires dorada, la costa dorada, toda la provincia dorada, imaginamos el mapa en nuestra mente, en dorado radiante, pulsante. Este dorado de Buenos Aires es un faro de luz  hacia toda Argentina. Nos imaginamos en el mapamundi, en donde está el sur, la Argentina dorada, pulsando en dorado. Rayos dorados de luz salen desde Argentina a todos los centros de luz del Planeta. Rayos dorados de Argentina y nos vemos en este mapa irradiando dorado a las aguas del Planeta, a los delfines del Planeta, a los cetáceos del Planeta dorado y más dorado.

A los centros de luz en el Planeta, a los centros Sagrados en el Planeta, a cada ser en el Planeta que está invocando esta luz dorada, luz de libertad, de perfección. El Planeta pulsando en dorado, recibiendo este gran flujo dorado desde la Galaxia, con los seres de la Túnica Dorada, radiante y brillante, es todo dorado, conciencias doradas, radiantes, brillantes, puntos de luz dorado que brillan en el Cosmos radiantes y brillantes. Atravesamos el Cosmos radiantes y brillantes. Puntos de luz dorado  radiantes, brillantes pulsando en dorado, en perfección y recibiendo esta luz dorada. Soy esa gran luz, me he cargado y cargado con luz dorada.

Volviendo y volviendo  a la esfera llamada la Tierra, volviendo y volviendo a la Tierra, al Sur de América , a la región llamada Argentina, a la región llamada Buenos Aires, pulsando e irradiando en dorado, al foco de luz en Buenos Aires, al foco de luz en la Matanza, pulsando e irradiando en dorado, en este gran corazón dorado palpitante, radiante.

Nos hemos convertido en este Ser Dorado, radiante, brillante, la mente dorada, los chackras dorados, el corazón dorado. Este gran capullo de luz dorado.

Vamos volviendo, volviendo y volviendo, cargados de dorado, de luz y más luz. Manifestando perfección, armonía y luz. Vamos regresando y regresando .Puedo sentir mareo en el chackra Corona. Lentamente abrimos los ojos, estamos en dorado. El gran patrón dorado activado. 

Respiramos esa luz dorada, Soy esa luz dorada. Desciendo en luz dorada, cada electrón.

Vuelvo a los contornos de mi vehículo físico y este Gran Ser Dorado que Yo Soy va entrando lentamente al vehículo físico, habito mi vehículo físico.

Voy volviendo a mi vehículo físico, puedo estar mareada…

Vuelvo al vehículo físico saturado de dorado,  verdad, cada uno lentamente a su tiempo va volviendo y volviendo, lentamente abro los ojos. Lentamente , cuesta meterse en ese vehículo físico pequeño. Lentamente descendemos y descendemos, respirando, respirando esta luz. Abrimos los ojos. Respiramos…

Esta entrada fue publicada en Principal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.