Llama de la Resurrección y el corazón

(Ejercicio en el que Madre María insufla el Poder de luz)

Cerramos los ojos, centramos la atención en nuestro corazón… Y desde el corazón vamos a imaginar, sentir el color dorado, luz dorada plena en el corazón de Amor Divino de 5ta Dimensión.
Esta luz dorada del Corazón ahora se va agrandando, agrandando hacia arriba, y hacia abajo… El corazón se expande y se expande y toca el corazón de quien está a nuestro lado. Se expande y se expande hacia adelante y hacia atrás; ya no me veo y Soy una luz dorada. Una gran luz dorada en este salón, una gran luz dorada en este salón. Un gran corazón palpitante en este salón y esta luz dorada en este salón que Yo Soy y Todos Somos,  invoca  el corazón de Madre María, amada Madre, insufla, insufla en cada corazón dorado que te ofrecemos hoy; en esta pureza, que cada ser aquí presente hoy pueda grabar en ese corazón dorado, el deseo profundo del más puro amor, que sale en este instante. Y dejamos salir la imagen del deseo profundo, no lo pensamos, dejamos que salga la imagen, puede ser cualquier cosa, una palabra, es una imagen. La imagen que sea, puede ser algo físico, puede ser la imagen de dos enamorados, dejamos esa imagen, y esa imagen Amada Madre te demandamos que insufles tu luz.
Y con toda la fuerza de esta luz dorada en este salón, sabemos y aceptamos que está manifestándose esa precipitación hacia la corriente de vida, llegando de nuestro corazón a nuestras manos.
Esta corriente de luz dorada que en nuestras manos tenemos la imagen que nació en el corazón…Pueden sentir taquicardia, está perfecto. Está Madre María tocando cada corazón, y en servicio, en balance a este regalo que ya ha sido dado, como grupo vamos a irradiar esta luz dorada a cada calle de esta Ciudad, tocando a cada Ser, cada hogar, cada familia, cada casa con luz dorada, en cada hogar de los aquí presente y que escuchan esta clase, luz dorada, luz dorada, en perfección y amor en balance a la vida, por lo recibido… luz dorada en perfección y amor en balance a la vida por lo recibido…
Lentamente vamos descendiendo y descendiendo, cada uno va a guardar la imagen que apareció en su corazón  y en sus manos.
Dando gracias, gracias a Madre María por tanto amor descendiendo.
Cada uno, cada una va  anotar cuando llegue a su casa lo que apareció en el corazón y en las manos con fecha de hoy porque lo vamos a ver manifestado, porque ya está, sólo hace falta la aceptación de lo que sale del corazón no de la mente.
Respiro…
(Nos dice Madre María : aprendan la lección de la expectativa y aceptación. Esto tenemos, expectativa y aceptación gozosa, pues lo que mostró el corazón, ha sido dado porque hemos  balance incluso, en mandar luz por lo recibido. Este gozo del corazón, significa que lo hemos aceptado y sólo va a venir a nuestro encuentro) 
Esta entrada fue publicada en Principal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.