Yo Soy la Paz en la Tierra

Discurso por el Amado Maestro Jesús

¡Mis amados seres de la Luz, les saludo esta mañana
en el Nombre de la Liberación y Luz del mundo! Esa Luz
desde donde todo procede, a la cual todos deben retornar
y dentro de la cual, todos pueden morar cuando ellos Me amen.
Les he amado, he amado a toda la humanidad a través

de muchas, muchas centurias y cada vez traigo con
Mi Amor, una onda de sustancia Luz desde Mi Octava. He
estado construyendo eso a través de las centurias, desde
Mi logro de la Ascensión. ¡Está increméntandose cada hora
y en virtud de que la atención del mundo está sobre Mi
esta mañana, es Mi oportunidad y Mi gran alegría verter
de vuelta hacia la Tierra, en a través y alrededor de cada
corriente de vida quienes piensan en Mi, un Rayo de Luz
desde Mi Octava dentro de la cual mora una Llama desde
Mi Corazón! Es Mi gran privilegio Cósmico investir a toda
la humanidad con la Llama del Amor desde Mi Corazón, y
quiero decir una Llama Tangible, cuando ellos Me aman!
A aquellos quienes Me llaman, respondo inmediata-
mente, porque quiero que ustedes esta mañana, si nunca
lo han hecho así antes, sientan profundamente conmigo,
que no estamos más separados que lo que decidan estar
sus pensamientos y sentimientos. Que recae en ustedes
cuan separados parecemos estar. He venido muchas veces
a través de muchas centurias, a aquellos quienes Me han
dado aceptación con Amor, con Devoción, con Obediencia.
Puedo venir a cada ser humano sobre la Tierra, justamente
tan fácilmente como puedo con cualquier individuo parti-
cular.
Extraño como puede parecerles, este es el único lugar
donde he sido invitado hoy, para hablar con Mi Presencia
tangible, quizás no visible para ustedes, pero tangible a tra-
vés de Mi sentimiento a ustedes. Es el único lugar donde
he sido invitado a hablar Mi Amor a ustedes. Muchos es-
tán llamándome, muchos están dándome reconocimiento
esta mañana; pero ninguno Me ha pedido pronunciar Mis
palabras, que son Copas de todo lo que puedo dar desde Mi
Octava de Luz 

QUIERO QUE SIENTAN PROFUNDAMENTE ESTA
MAÑANA, UN TREMENDO PRIVILEGIO QUE ES SUYO.
CUANDO QUIERA QUE VISUALICEN MI PRESENCIA
LUMINOSA ENVUELTA EN LA LUZ O CON EL COLOR QUE
PUDIERAN REQUERIR EN EL MOMENTO, ALREDEDOR
DE AQUELLOS A QUIENES DESEAN ENVIAR ASISTENCIA
– ESA IMAGEN DE MÍ SE IMPRIME SOBRE EL GRAN
SILENCIO Y HACE RESPLANDECER SU LUZ HACIA MÍ
INSTANTÁNEAMENTE, PORQUE SU PENSAMIENTO DE MÍ
AL SOSTENER MI IMAGEN CLARAMENTE, ES UN FOCO
DIRECTO DENTRO DEL CUAL EN CUALQUIER MOMENTO,
O CONTINUAMENTE, SI ASÍ LO DECRETAN, PUEDE FLUIR
DESDE MI OCTAVA, EL PODER Y LUZ Y EL FLUJO DE LO
QUE REQUIERAN. SE ASOMBRARÍAN DE SABER QUE
CUANDO VISUALIZAN MI IMAGEN SOBRE LA FRENTE DE UN
INDIVIDUO, PUEDO IMPRIMIR MI IMAGEN SOBRE CADA
ÁTOMO DE LA ESTRUCTURA ATÓMICA DE ESE INDIVIDUO,
Y DENTRO DE ESA IMAGEN LA GRAN LEY CÓSMICA ME
PERMITE VERTER TODO LO QUE SE REQUIERE PARA
ASISTIR A LA VIDA HACIA LA MISMA PERFECCIÓN QUE
“YO SOY”. Cuando digo: “la Gran Ley Cósmica Me permi-
te,” seguramente saben que todos los Maestros Ascendidos
y Seres Cósmicos obedecen la infinita Ley Cósmica de la
Creación. No existe deseo en hacer nada más. Somos esa
Ley, somos una con Esta, y por lo tanto actuamos de per-
fecto acuerdo con eso que libera Sus más grandes poderes.
¡Cuando visualicen Mi Presencia Luminosa, recuér-
denme, porque “YO SOY” dentro de esa imagen! En Mi esta-
do Ascendido, puedo proyectar un Rayo de Luz para envol-
ver cada cuerpo físico sobre esta Tierra; dentro de ese Rayo
de Luz, puedo enviar fuera una Llama de Amor y Bendición
desde Mi Corazón y nunca Me estoy inmiscuyendo en el
libre albedrío de ninguna parte de vida.
En virtud de que he sido llamado el “Príncipe de la
Paz”, y en vista de que la Paz es la Ley Cósmica del espa-
cio infinito, entonces “YO SOY” Paz para la Tierra! Si usan
esas palabras que pronuncié hace tanto tiempo, pueden te

ner su Bendición; porque al hablar a las olas, cuando dije:
“Paz aquiétate”, la PAZ se registró dentro de cada átomo
de ese elemento agua. ¡Ustedes son privilegiados de emitir
ese mismo comando, si les gusta, para el mundo entero! Si
dan ese mismo comando conmigo, podemos construir un
ímpetu de Poder Cósmico, junto con el Poderoso Elohim de
la Paz; y al pronunciar ese mismo comando a la energía de
toda la humanidad y en la atmósfera, en el Nombre y Poder
de la Luz, podemos decir de nuevo: “Paz aquiétate”…

Esta entrada fue publicada en Nos hablan quiénes nos asisten más intensamente mes a mes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.