Discurso por el Amado el Morya

El Puente, enero 1977

Mi discurso esta noche como se Me asignó por el Maha
Chohan está basado en el tema de la Paz establecida a través
de los hombres de buena voluntad. Una paz duradera puede
llegar a la Tierra únicamente a través de la buena voluntad.
La buena voluntad (naturalmente la Voluntad de Dios),
es la Actividad en Darjeeling, es la radiación de Nuestra
Llama, Nuestro Rayo y Nuestra Hermandad. La buena voluntad
no es fraternidad superficial. La buena voluntad sale
exactamente desde dentro del corazón y está compuesta de
sinceridad de motivo y diseño, fe iluminada y confianza,
buen sentido común, sabiduría y discriminación y flexibilidad
para actuar en un momento en cualquier capacidad
que alguien sea llamado a servir! La buena voluntad está
basada en el amor, no en la adulación. La buena voluntad
está basada en el amor de Dios, y el amor del hombre donde
quiera que no exista fanatismo, donde la Luz del corazón
de un hombre, y no el color de su piel, sea la conciencia y
sentimiento del chela. La buena voluntad está basada en
la pureza y desprendimiento. La verdadera buena voluntad
está basada en la capacidad de concentrarse en esa porción
del plan que ustedes puedan cumplir, y ciertamente tener
suficiente sentido común para saber que aún Yo no puedo
cumplir todo el plan de Dios, o aún podría el Amado Jesús
o el Señor Gautama, o el Señor de la Llama, Sanat Kumara,
delante de Ellos. La buena voluntad es la concentración
en el desarrollo práctico y uso de esa porción del Plan de
Dios que sus talentos y capacidades les permitirá utilizar
para el beneficio impersonal de la Tierra y Sus evoluciones.
La buena voluntad es la disposición a ministrar a aquellos
en aflicción, pero de una manera positiva y compasiva, no
hundiéndose en la apatía, lástima o vibraciones negativas
que bajan sus vibraciones a un punto semejante al ser en
aflicción. La buena voluntad se establece a través de la

invocación de cada poder del Dios Todopoderoso y de cada

Ser Divino de Quien ustedes conocen, y ciertamente les
hemos presentado sobre la pantalla de la Vida, más Seres
que lo que pienso posiblemente puedan recordar con su
mente externa.
Esta buena voluntad de la cual hablo, es el canal a
través del cual fluye la paz duradera, a través del individuo,
unidad de la familia, y negocios, o comunidad (secular o
espiritual), a través de una nación, y luego a través de un
planeta.

Donde hayan hombres y mujeres de buena voluntad,
y den gracias a Dios ellos están surgiendo en diversas naciones,
ellos son los canales a través de los cuales se puede
anclar e irradiar fuera una paz duradera y permanente.
La buena voluntad siempre crea Unidad. El Amado Micah,
Representante de la Unidad, está deseoso de asistir a todo
el que desee expresar buena voluntad. Esa buena voluntad
no es algo que sea meramente una sonrisa externa, un falso
apretón de mano o un beso de Judas. ¡Ah, no! La buena voluntad
de la cual hablo es aquella de los hombres y mujeres
consagrados sobre este planeta Tierra cuyos corazones son
puros y cuyas auras leemos tan claramente como ustedes
leen las caras entre sí, aún más claras con mucho porque
sus caras a menudo enmascaran lo que sienten…

Esta entrada fue publicada en Sin Categorizar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.