Haced lo que corresponde en vuestro mundo: aportad, anclad, difundid y mantened Vida.

Podéis rescatar y liberar cada parcela de Vida que advirtáis, de toda calificación que no sea la Felicidad original y el Cumplimiento del Plan Divino, pero debéis tomar la decisión de no contribuir a lo que provoque angustia en otra parte de Vida. Jamás un Maestro Ascendido toma contacto en el Cuerpo Tangible con un ser no ascendido, sin hacerlo más Feliz; sin aportar, anclar, difundir y mantener Felicidad. ¿Porqué no habríais de hacer vosotros lo mismo con la Vida?. Voy a deciros algo severo, pero es necesario que os despierte, de otra manera, no puedo iluminaros: ser desgraciado es ser completamente egoísta. Ahora dicho está.

Esta entrada fue publicada en Nos hablan quiénes nos asisten más intensamente mes a mes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.