El Templo de la Misericordia y la Compasión

El hermoso Templo de la Misericordia, alrededor del
cual hay doce Templos más pequeños, está localizado en los
éteres, cerca de Peking, China. Este es el foco para la Llama
de la Misericordia y Compasión para la Tierra y todas Sus
evoluciones.
 La Señora Maestra, bien conocida en el Oriente como
Kwan Yin, Diosa de la Misericordia y Amor magnetiza esta
Llama de Misericordia y Compasión desde el Propio Corazón
de Dios hacia la atmósfera inferior de la Tierra en donde
temporalmente se experimentan las aflicciones de alma,
mente y cuerpo.
Hace muchas eras, la Amada Kwan Yin era bien conocida para muchas de las personas de la Tierra quienes, estando consciente de los extraordinarios regalos de Su Llama de Misericordia que podían ser suyos por la aceptación de ésta, a menudo venían a Su Templo por asistencia en la transmutación de su propio karma destructivo, además del de sus seres amados.
En ciertos momentos, Kwan Yin y Su Corte Espiritual
viajaban a lo largo de gran parte del Asia Oriental y a aquellos
que no eran capaces de hacer el largo peregrinaje a Sus
Templos se les daba audiencia personal por esta Amable
Dama – en esa época visible ante la vista física de la gente
de la Tierra. Ella siempre ha estado y todavía está particularmente
interesada en ayudar a los niños y padres a redimir
sus respectivos y colectivos karmas destructivos, para que
puedan manifestar más rápidamente la perfección de su
propias Presencias “YO SOY”.
A menudo, en esas eras pasadas, la Amada Kwan Yin
bautizaba con Fuego Violeta a los niños que eran traídos a
Ella para la bendición, sosteniéndoles durante esa ceremonia
en Sus Propios brazos compasivos y, tanto como la Ley de
sus Seres lo permitiera, Ella misericordiosamente transmutaba
tanto como pudiera del karma invisible (ante la vista a
física) pero destructivo de estos pequeños seres antes que
se pudiera exteriorizar como aflicciones de alma, mente,
cuerpo o asuntos. Estas energías destructivas, de seguro,
han sido generadas en vidas pasadas.
Después que el velo de maya hubo sido creado por la
masa de la humanidad, la Amada Kwan Yin, al igual que Otros
Seres Divinos, ya no fue visible por la vista física externa
de la gente pero Ella ha continuado Sus servicios desde los
Niveles Internos de conciencia que, de seguro, son muy eficaces
y prestan un servicio trascendente a la humanidad,
la Tierra y Su atmósfera. En virtud de que la “atención” de
la humanidad es la Puerta Abierta hacia su mundo de todo
sobre lo cual él fija esa atención, cuando esta Amada Diosa de
Misericordia – Kwan Yin – sea de nuevo mejor conocida para
la gente de la Tierra y Su belleza y hermosura (además de
Aquellas Quienes sirven con Ella) sean nuevamente visibles
ante la vista física de la gente, entonces tales bendiciones
de curación, balance, paz y alegría aparecerán ante la gente
como nunca han sido conocidas antes sobre la Tierra. Este
es justamente uno de los gloriosos regalos de “El Séptimo
Rayo” al que Ella sirve y ha servido tan desinteresadamente
durante eras y que la humanidad espera a medida que entre
a Su cumplimiento completo la Edad Dorada Permanente.
Sabio, de veras, es el chela y agradecida, de veras,
está Kwan Yin por tal ser quien conscientemente ofrezca
diariamente la generación de menores y niños venideros
a Nuestra Amada Kwan Yin para Su asistencia amorosa y
misericordiosa en estos días. Ella responderá a sus llamadas
y tomará a cada corriente de vida dentro de Su Abrazo,
realizando para ellos ese mismo servicio que Ella prestaba
en esas eras pasadas.
Después que un alma ha pasado por el cambio llamado
‘muerte’ al cierre de una vida Terrenal, la Amada Kwan Yin de
nuevo presta a cada tal ser un servicio específico ayudando
a quitar muchas de las ‘cicatrices’ sobre el cuerpo etérico
de ese ser de desilusiones, sentimientos de fallas aparentes,
remordimientos y las causas y núcleos de otras condiciones
aflictivas que la Ley de la existencia de ese ser le permita
que remueva. Esto hace mucho más fácil para el individuo
pararse delante de la Junta Kármica (Quien, de seguro, debe
ver todo lo que está dentro del mundo entero del aplicante)
y capacita a esa amorosa y misericordiosa Junta Kármica
para asignar esa alma a la Esfera más alta posible para instrucción
y ayuda entre encarnaciones.
La Amada Kwan Yin, con sus Hermanas y Hermanos
de la Misericordia, además con Sus Legiones Ilimitadas de
los Angeles de la Misericordia, también están dedicados a la
remoción completa tan rápidamente como sea posible de la
causa y núcleo del menosprecio que los tan llamados “rectos”
dirigen hacia las madres solteras y sus niños ilegítimos.
Uno de Sus Legiones siempre es una Presencia Guardiana
sobre todos los “Hogares” y “Orfanatos” donde a tales corrientes
de vida se les da tanta asistencia como sea posible.
Su Llama de Misericordia y Compasión siempre rodea a las
madres y a las que van a ser madres, si son o no ayudadas
por su prójimo y, en muchas ocasiones, abortos y suicidios
a menudo han sido prevenidos por el poder protector de la
fe sostenedora de las Legiones de Kwan Yin – la radiación de
Quien da tal extraordinaria ayuda a aquellas corrientes de
vida desafortunadas quienes han llegado a estar enredadas
en las aflicciones de esta naturaleza.
La quietud extrema del Templo de la Misericordia es
la primera cosa que nota un visitante. Los Hermanos y Hermanas
se mueven silenciosamente de Templo en Templo,
prestando Su Servicio sin “fanfarria” de ningún tipo. También
actúa así la Verdadera Misericordia, aún a través de los
seres humanos no ascendidos.
La gracia exquisita de Kwan Yin está encarnada en
todos Sus Colaboradores Celestiales y aún en los chelas no
ascendidos quienes pertenecen a Sus Legiones de Misericordia.
Esta gracia también es la Naturaleza predominante
del Amado Maestro Ascendido Saint Germain y es un sentimiento
de corazón – no una manifestación superficial de
bondad y amor.
Existen muchos individuos pertenecientes a las evoluciones
de la Tierra quienes no pueden o no desean perdonar
la injusticia hecha a ellos. Aún los chelas sinceros algunas
veces abrigan sentimientos de resentimientos y rebelión
contra otras corrientes de vida, además contra circunstancias
de una naturaleza infeliz. A estos, recomiendo la invocación
de los sentimientos propios de la Amada Kwan Yin
de la verdadera Misericordia, Compasión y Perdón. Ella les
dará el sentimiento de Su pleno, ímpetu Cósmico acumulado
de Perdón y Misericordia hasta que ustedes, también,
encuentren la alegría que llega generando ese sentimiento
para sí mismos.

Esta entrada fue publicada en Principal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.