Pentecostés

  Imagen relacionadaMaestro Jesús deseaba transferir a Sus Discípulos
el Poder de Autoridad Divina mediante la cual Él había
realizado los milagros de curación que forman la evidencia
más concluyente de Su Divina Misión para las mentes de los
hombres .Él, por lo tanto, elevaba Su hermosa conciencia
hacia el Corazón del Padre, y removía de Sus seguidores
la presencia personal sobre la cual ellos habían llegado a
inclinarse…conociendo sus angustias de espíritu con la
partida, É les prometió… «Oraré al Padre y Él les dará otro
Confortador, que pueda morar con ustedes para siempre;
igual que el Espíritu de la Verdad Quien el mundo no puede
recibir; porque no lo ve, ni lo conoce, pero vosotros lo conoce;
porque mora con ustedes, Y ESTARÁ CON USTEDES.»
Los discípulos se reunieron en la Cámara Superior
(la conciencia elevándose) después de haber atestiguado la
Ascensión de Su Amado Instructor, Maestro y Amigo, aún
a través de la niebla de miles de años, podemos imaginar
ligeramente el sentimiento dentro de los discípulos ocasionado
por la separación de aquel quien era el propio Corazón,
Alma y Espíritu de sus vidas individual y colectivamente.
Podemos sentir la insuficiencia de sus respectivas naturalezas
para poder con las múltiples expresiones del mal
sobre cada mano…pero dentro de sus corazones, vivía Su
promesa de la venida del Confortador, Quien no sólo vendaría
sus heridas personales de pérdida y desamparo, sino
que los imbuiría con el Fuego, el Poder, la Conciencia y el
Propósito de Su Amado Líder…Fue a tal grupo que el Gran
Maha Chohan vino esa primera Mañana de Pentecostés, y
Su Radiación fue como un Fuego y cada hombre fue «atrapado»
en la Llama de Su Presencia, y a través del Espíritu
Instilador del Divino Confortador, los Poderes del Espíritu
Santo llegaron a estar activos a través de los fieles quienes
habían esperado Su Venida, porque Su Amado Maestro había
dicho que sucedería. «Y si no fuera así, se los habría dicho.»
Hoy, cada hombre nuevamente está elevando su
conciencia hacia la «Dulce Unción desde lo Alto,» y hoy es
posible tener la amable asistencia del Representante de la
Tercera Persona de la Trinidad Cósmica unida a la conciencia
individual del aspirante con los Poderes del Cristo, cuando
tal invocación se envía hacia arriba en el nombre del Ascendido
Jesús Cristo, y el Pentecostés de cada hombre es
una experiencia posible aún mientras su cuerpo se mueva
todavía entre los hijos de los hombres.
Amado Ser Divino: En el Nombre del Maestro Jesús!
Dirige la Sustancia Resplandeciente de la Bendición Flameante
del Maha Chohan a través de mi conciencia y la de
toda la humanidad. Empodéranos con la Autoridad Divina
investida sobre los discípulos para que podamos movernos
hacia delante con «los Asuntos de Nuestro Padre.»

Esta entrada fue publicada en Sin Categorizar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.