El Templo de la Gran Hermandad Blanca

EL TEMPLO DE LA GRAN HERMANDAD BLANCA
El Puente, diciembre 1953
Dos veces al año, la Gran Hermandad Blanca se reúne
en el hermoso Retiro de la Montaña Rocosa en la parte
Occidental de los Estados Unidos de América, para Sus
Concilios Semestrales. En este momento la Gran Tribuna
Espiritual, conocida como los Señores del Karma, dan audiencia
a los Miembros de la Hermandad y también a los
miembros de la raza humana quienes están tratando de
alguna manera de adelantar la Causa del Reino Perfecto de
Dios sobre la Tierra y traer a la manifestación rápidamente
aquellas condiciones de mente, cuerpo, alma y espíritu que
se exterioricen como Paz Perfecta, Suministro Ilimitado,
Salud Divina, e Iluminación Espiritual para cada corriente
de vida destinada a pasar a través de la evolución de la
Tierra en su camino hacia la Maestría Divina y Divinidad
individual de expresión.
En estos Concilios Semestrales, los Miembros de la
Hermandad informan sobre los resultados de sus actividades
individualmente y las actividades que sus Retiros
particulares han apadrinado y adelantado a través de los
últimos seis meses. A todos aquellos a quienes les fueron
dadas concesiones y dispensaciones por la Junta Kármica
y permitido más de la oportunidad ordinaria para adelantar
alguna Causa tal se les solicita mostrar como invirtieron la
vida prestada a ellos, y qué resultados reales han manifestado
a través de sus esfuerzos. De la cantidad de bien que
ha sido hecho, depende cualquier futura concesión o dispensación,
así que todos están ansiosos y deseosos de traer
tanta “cosecha” como sea posible a los pies del Tribunal.
A todos los Miembros de la Hermandad y a aquellos
individuos quienes son todavía parte de la raza evolucionando
se les permite, entonces, presentar sus ideas y
planes individuales que ellos han recibido en comunión
con su propio Ser Divino y que ellos creen acelerará el
desarrollo de una Raza Libre Divina. De acuerdo al interés
que ellos puedan desarrollar en sus planes, y de acuerdo al
padrinazgo que cada uno de tales planes recibe, la Junta
Kármica permite adelantar sus esfuerzos en los próximos
seis meses entrantes.
Se sugiere que cada estudiante quien lea estas palabras
entre en comunión con su propio Ser Divino y, si
siente que hay algún modo de beneficiar a la raza como un
todo, él debería escribir la petición, leerla durante la noche
antes de ir a dormir para imprimir su conciencia externa
y su conciencia etérica del plan y luego – en la liberación
más completa del cuerpo interno – al estudiante o se le
da una oportunidad para solicitar asistencia ante la Junta
Kármica para cumplir ese plan, o será asumido por uno de
la Gran Hermandad Blanca e incorporado a una Causa de
una naturaleza similar que El esté adelantando.
Inmediatamente después de las Celebraciones del Día
de Navidad, estos buenos Hermanos y Hermanas comienzan
a entrar al Retiro y tratan de asegurar el interés en Sus
Planes para ayudar a la humanidad. Las decisiones son dadas
por la Junta Kármica en la noche del 31 de Diciembre,
justamente antes que el Pensamiento Forma para el Año
Nuevo sea bajado hacia dentro de la conciencia del Señor
del Mundo, desde la Observadora Silenciosa de la Tierra.
Aquellos individuos y grupos quienes deseen unirse
conjuntamente en este período entre el Día de Navidad y
el 1ro de enero y ofrecer sus energías a la Junta Kármica
y la Ley Cósmica para la concesión de todas la peticiones
y dispensaciones solicitadas incrementará mucho la oportunidad
de la Hermandad para asegurar concesiones de
Misericordia y Compasión que resultarán en una tremenda
asistencia para la raza como un todo, además para las
evoluciones Angélica y Elemental que se beneficiarán por
cualquier progreso en las condiciones de la raza humana.

Esta entrada fue publicada en Nos hablan quiénes nos asisten más intensamente mes a mes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.