Vigilad vuestros sentimientos

Vigilad vuestros sentimientos y, si experimentáis la menor resistencia a la idea de ayudar a una otra parte de la Vida a tener más felicidad y alegría, poneos en guardia, porque entonces no sois divinamente justos hacia la Vida. 

¡La Vida os ama! Vuestra mejor amiga es la Vida, de la que no sois sino guardianes, y debéis emplearla para dar Justicia Divina a toda otra Vida en el Universo, creando Belleza, Perfección y Felicidad, eternamente …..

Percibo, en los cuerpos de deseos de algunos de vosotros, pequeñas resistencias que no quieren ceder y arrojan una sombra de Luz de vuestro Ser, que tan resplandeciente sería si tomaseis el hábito de bendecir a todo el mundo, y de difundir la Luz por doquier con sentimiento de gozo simple, ¡como un niño feliz!

Si ocurre que una persona sea un tanto inarmónica, y  por momentos parece doblegarse bajo el peso de las sombras, no añadáis el peso que una brizna de paja a lo que ya pesa sobre este ser, porque echaríais así una sombra vuestra propia Luz . No tolereís en vosotros una falta de amabilidad hacia los que aman a la Luz. Estoy persuadida de que todos hacen el máximo de esfuerzos. Todos los que están bajo esta Radiación dan lo mejor de ellos mismos ¡no hay necesidad de que uno de vosotros eche una sombra sobre un condiscípulo! Seamos como una gran Presencia de Luz, sonriendo con bondad, ignorando la falta de consideración del mundo exterior, a fin de permanecer justos hacia nuestra propia Vida primero.

Mis Bien-Amados: ¡no proyectéis sombra alguna sobre vuestros propios sentimientos, porque no sabéis aún qué poderosos son! A fin de ayudar a los humanos a desembarazarse de la masa de deseos que están profundamente anclados en sus sentimientos, debemos encontrar un medio para obrar sobre sus sentimientos. Una exposición intelectual de una cosa da de esta idea constructiva o destructiva. Durante siglos innumerables se han dado a la humanidad explicaciones en cantidad fantástica sobre lo que es constructivo o destructivo, pero nada ha traído un cambio permanente hacia una vida constructiva, porque no se puede forzar a las gentes a vivir de conformidad con la Ley. Si se prueba hacerlo, ¡no se tiene éxito mucho tiempo! He aquí por qué YO hago la Llamada , y espero que se ejecute, para encontrar un medio extraordinario que Me permita tocar los sentimientos de la humanidad por Mi Muro de Luz… y, si tengo éxito, pondré mi Espada de lado.

Amada Diosa de la Justicia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Nos hablan quiénes nos asisten más intensamente mes a mes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.